Series

‘Outlander’ demuestra, de nuevo, sensibilidad y responsabilidad a la hora de mostrar una violación a su público

La ficción sigue por el buen camino en su cuarta temporada

Etiquetas

por Redacción
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • WhatsApp
smile
Cuarta temporada de 'Outlander'
‘Outlander’ demuestra, de nuevo, sensibilidad y responsabilidad a la hora de mostrar una violación a su público

‘Outlander’ tiene la difícil tarea de llevar a una pantalla escenas de violación, pero sigue demostrando que el equipo de la serie sabe bien cómo hacerlo.

Desde el principio de los tiempos, ‘Outlander’ ha tenido la difícil tarea de convertir en imágenes escenas verdaderamente complicadas que los lectores hemos leído en la saga literaria. En muchas ocasiones, hemos asistido a auténticos desastres en diferentes adaptaciones y hemos aprendido que no es lo mismo leerlo en papel que verlo en una pantalla.

Mucha responsabilidad

Con respecto a ‘Outlander’, además, había muchos miedos. Estos libros no solo son muy sexuales positivamente hablando: son además una muestra de la cruda realidad vivida en el siglo XVIII. Si con respecto a lo primero nunca ha habido tabúes ni miedo a ser explícitos, con respecto a lo segundo había que llegar al público con una sensibilidad diferente. No podemos convertir una violación en un acto sexual sin consecuencias, por mencionar una de esas complicaciones.

El equipo de la serie ha tenido esto claro desde un principio, y en el octavo episodio de la cuarta temporada ha quedado demostrado, una vez más, su compromiso con este tipo de situaciones. Cuidado con los spoilers, pues revelaremos parte de la trama sucedida.

El último ejemplo

Brianna llega a América en busca de sus padres, a quienes debe encontrar antes de que sea demasiado tarde. Es con Stephen Bonnet con quien, sin embargo, se encuentra; con él y con el anillo de plata de su madre, que tiene con él desde el primer episodio de la temporada. Brianna le ofrece dinero por él, pero Stephen prefiere recibir un pago sexual a cambio.

Brianna en la cuarta temporada de 'Outlander'

La joven se niega, pero nada puede hacer ante él. Así es como asistimos a una violación que, como decimos, ya habíamos leído en los libros. En la ficción televisiva, sin embargo, no la vemos: escuchamos los gritos de Brianna, pero no asistimos al acto en sí. Lo que desde la ficción quieren mostrarnos es otra cosa, es esa cruda realidad que mencionábamos líneas más arriba: una realidad en la que un hombre puede violar a una mujer en un cuarto de una taberna sin que ninguno de los presentes se inmute.

En una conversación con ‘Variety’, Maril Davis, productora ejecutiva de la serie, ha explicado que el equipo creativo quería “mostrar cómo en esta cultura la violación era bastante frecuente, y lo horrible que era que la gente pudiera escuchar esto y no hiciera nada para ayudar”.

Firme compromiso

Y aboga por representar de manera adecuada cada asalto sexual que se narra en los libros de Diana Gabaldon, “creo que intentamos tratar a cada uno de manera diferente y desde una perspectiva y sensibilidad diferentes”. Sin que además tengan la obligación de adaptar todos: “la violación de Brianna está integrada en la historia a medida que ésta se desarrolla y hay ciertas razones por las que tiene que ser de la naturaleza que es”.

“Queríamos mostrar un lado de eso (la sociedad mencionada) sin quitarle nada a la violación en sí misma, lo veas (en pantalla) o no. Los efectos en esa víctima siguen siendo increíblemente difíciles”, continúa. Era difícil, pero lo han conseguido: podemos confiar en ‘Outlander’ cuando se trata de esto.
Como sabéis, podéis seguir la cuarta temporada en Movistar+.

Redacción te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "‘Outlander’ demuestra, de nuevo, sensibilidad y responsabilidad a la hora de mostrar una violación a su público"?

Te interesará además