Cine

‘Call Me By Your Name’: Una película perfecta, un amor de verdad

imagen de ‘Call Me By Your Name’: Una película perfecta, un amor de verdad
‘Call Me By Your Name’: Una película perfecta, un amor de verdad

Si quieres vivir un amor sin prejuicios y sin idealizaciones, un amor real, ‘Call Me By Your Name’ es tu película. En cines a partir de este viernes 26 de enero. ¡Aquí te dejamos nuestra crítica!

Encontrar la película perfecta es prácticamente una utopía, esencialmente porque hallar la perfección es una utopía. Y, sin embargo, creemos haber encontrado algo lo suficientemente cercano como para merecer este calificativo. ‘Call Me By Your Name’ es el largometraje que todo el mundo debería ver.

La cinta de Luca Guadagnino, adaptación cinematográfica de la novela homónima de André Aciman, es el retrato realista de un amor verdadero, de esos que llegan cuando no los esperamos, cuando ni siquiera somos capaces de entenderlos. Una historia en la que dos almas se enamoran, dos almas que no entienden de género, de edad, de diferencias. Dos almas que se enredan y no pueden imaginar lo que es estar separadas.

El largometraje nos presenta a Elio, un joven de 17 años que pasa el verano de 1983, como todos los de su vida, en un pueblo del norte de Italia junto a su familia. Sin embargo, a diferencia de todos los anteriores, en esos meses de calor y bicicletas se conocerá a sí mismo y conocerá el amor, la confusión, el sexo, el dolor, la nostalgia y la más pura e inocente de las felicidades.

En su vida aterriza Oliver, un estudiante estadounidense bastante más mayor que él junto al que pasará el verano, ya que ha viajado hasta Italia para convertirse en el ayudante del padre de Elio durante unas semanas. Con una personalidad bastante peculiar, despreocupado y pendiente de todo a la misma vez, Oliver crea un lazo increíblemente fuerte con Elio, que comienza en la curiosidad y termina en el amor, pasando por una de las amistades más hermosas que hemos visto en pantalla.

La conexión entre los dos actores que interpretan a los protagonistas, Timothée Chalamet (Elio) y Armie Hammer (Oliver), así como la naturalidad con la que está narrado el relato, nos lleva a pensar que estamos siendo testigos del verdadero nacimiento de un amor. No estamos viendo una película, estamos colándonos en dos vidas que de repente se unen y estamos viéndonos también a nosotros mismos.

Todo en la cinta nos lleva a estar cómodos, a emocionarnos, a comprender lo que estamos viendo. Un elegante montaje, una banda sonora que acompaña en todo momento sin quitar protagonismo a los aspectos principales de cada escena, metáforas en cada esquina y unas interpretaciones desgarradoras por parte de los protagonistas. El director ha construido la película con inteligencia y con una amabilidad que engancha y los actores se han convertido literalmente en Elio y Oliver.

Si a esto le sumamos el importante mensaje que nos manda, rozamos la perfección. El amor que nos presentan en ‘Call Me By Your Name’ es un amor inocente, que no se fija en la edad, que no entiende de distinciones de género, un amor de almas, un amor verdadero. El amor que realmente debería mover el mundo, el que nunca debería ser atacado o reprimido.

Quien ve perversión en esta película es porque tiene corrompida el alma. ‘Call Me By Your Name’ es todo lo contrario: un canto a la libertad, a que seamos nosotros mismos, a que no juzguemos, a que comprendamos, a que borremos los prejuicios, a que no nos avergoncemos, a que no hagamos daño, a que dejemos al resto quererse y nos queramos. Llamémoslo por su nombre, es una película perfecta.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "‘Call Me By Your Name’: Una película perfecta, un amor de verdad"?

Te interesará además