Operacion Triunfo

¿Por qué Natalia y Famous son los primeros finalistas de ‘OT 2018’?

Una explicación positiva de ello
Judith Torquemadapor Judith Torquemada
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • WhatsApp
smile
Natalia y Famous en 'OT 2018'
¿Por qué Natalia y Famous son los primeros finalistas de ‘OT 2018’?

Natalia y Famous son los dos primeros finalistas de ‘OT 2018’ y explicamos en estas líneas por qué es así.

Operación Triunfo‘ es un concurso. Es un concurso en el que, además, hay mucho talento manifestado de manera diferente. Y como en todos los concursos en los que esto sucede, es casi imposible que los seguidores del mismo muestren una opinión unánime. Ni siquiera Amaia, el año pasado en este mismo escenario, consiguió esa opinión unánime. ‘OT 2018’ no iba a ser una excepción.

Partiendo de esto, y de la base lógica de que ‘OT 2018’ se basa en gustos personales y subjetivos, vamos a intentar explicar la última “polémica” del concurso. Decimos “polémica”, entrecomillada, porque no ha sido para tanto. Así que este artículo en lugar de ser una defensa a ultranza de los dos primeros finalistas de la edición va a ser algo así como un canto a su talento. No vamos a defender que sean finalistas, vamos a intentar explicar positivamente porque lo son.

Natalia

Natalia. Obtuvo la mayor puntuación del jurado durante las votaciones y eso la llevó directamente a la final. Suponemos que, como pasa con todos los artistas, hay quien no ve en ella esa (casi) perfección que le ha llevado hasta aquí, pero lo cierto es que objetivamente hablando existe. Natalia no ha fallado en ninguna gala, ha trabajado como la que más y está aprovechando su tiempo en la Academia para aprender y componer sus propias canciones.

Volviendo a las actuaciones de las galas, quizá no todas hayan sido de 10 pero nos cuesta mucho pensar en alguna en la que no haya brillado, en la que no haya dejado con la boca abierta a miles de personas. Natalia nunca ha sido nominada, y esto es una prueba más de que sus fallos, si existían, eran insignificantes. No es que con ella se hayan pasado cosas por alto, es que ha habido muy muy muy pocas que señalar. Y en las últimas semanas se ha crecido.

Además de tener una voz con la que puede alcanzar niveles altísimos, sabe moverse en el escenario con o sin coreografía. Tiene una presencia espectacular y mucho dominio de los sentimientos, lo que le lleva a poder transmitir al público exactamente lo que la canción requiere. Por eso fue la primera finalista, porque todas (¡todas!) las piezas de un artista encajan con ella y además ha brillado con luz propia.

Nos parece casi poético que el concurso decidiera que Natalia y Famous fueran uno de los primeros dúos, porque aquí estamos ahora, semanas después, constatando que lo que vimos en aquella primera gala era solo una pequeña demostración del talento de estos dos artistas.

Famous

Suponemos que Famous no ha hecho un concurso perfecto. Echamos la vista atrás y quizá no recordamos un número tan alto de actuaciones brillantes, como en el caso de Natalia. Pero es que con Famous sucede algo: cuando brilla, brilla más que nadie. Y salvando un par de galas (no más), ha sucedido esto mismo: más que nadie. Famous tiene una capacidad brutal para conectar con el público, quizá porque tiene una voz emocionante con la que puede hacer lo que se le antoja o quizá porque siente tanto la música que transmite eso mismo y uno queda contagiado.

Este muchacho de 19 años nos ha puesto en pie varias veces a lo largo del concurso, en el que ha cantado de todo: desde ‘Déjala que baile’, que defendió demostrando su talento, hasta ‘1, 2, 3’ con la que no era nada fácil lucirse, pasando por el bolero ‘El Reloj’ y concluyendo con un ‘Uptown Funk’ complicadísimo que el mismo Bruno Mars hubiera aplaudido. Desde el principio se escucha, pero desde hace unas semanas se escucha con más fuerza: Famous sería un justo ganador.

Precisamente porque desde hace unas semanas estamos viendo su mejor versión: el Famous más comprometido, el Famous más valiente y seguro de sí mismo, el Famous más decidido a triunfar en el mundo de la música. Y esto se está notando sobre el escenario: actuación tras actuación, el público queda rendido ante ese torrente de voz que compagina con un ritmo envidiable en el escenario. Puede que no haya hecho un concurso perfecto, pero es que las imperfecciones que hemos visto se quedan en nada a la hora de hacer balance. Y esto mismo lo vieron los profesores cuando decidieron que debía ser el segundo finalista.

Natalia y Famous son dos justos finalistas, como serían dos justos ganadores. Esto no quiere decir que sus compañeros no pudieran serlo; ni queremos ni vamos a obviar que Alba Reche podría haber estado también ahí, por mencionar a quien más fuerza reúne tras estos dos nombres. Pero fueron ellos dos los elegidos, y ¿quién puede decir que no es lógico viendo lo que hemos visto?

Judith Torquemada te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "¿Por qué Natalia y Famous son los primeros finalistas de ‘OT 2018’?"?

Te interesará además