Música

Todo lo que nos llevamos de Roi

imagen de Todo lo que nos llevamos de Roi
Todo lo que nos llevamos de Roi

Roi ha sido el último expulsado de ‘Operación Triunfo’. Hemos tenido que decirle adiós entre lágrimas, pero llega el momento de hacer balance y entender todo lo que nos ha dejado, como concursante, como músico y como persona.

Durante la pasada Gala 11 vivimos uno de los momentos más tristes de esta edición de ‘Operación Triunfo’. Ana Guerra y Roi se enfrentaban a la decisión del público: uno de ellos tendría que abandonar la Academia y sabíamos que, se marchara quien se marchara, iba a doler. Fue Roi quien finalmente dijo adiós, con una diferencia escasa de votos. Su mejor amiga se quedaba dentro de ‘OT 2017’, así que seguramente para él fue menos amargo de lo que podría haber sido.

Porque esa es una de las cosas que nos ha demostrado Roi dentro de la Academia. Nos ha demostrado el valor de la amistad, la lealtad y el compañerismo.

Nos ha demostrado que sigue habiendo personas capaces de alegrarse por las victorias de los demás, incluso aunque eso signifique una “derrota” propia, en un mundo en el que cada vez se mira menos por quien tienes al lado. Nos ha demostrado que las grandes victorias de uno mismo duelen cuando dañan a quienes queremos.

Decimos “derrota”, entre comillas, porque esto desde luego no es una derrota. No es el final, ni mucho menos, y esta es otra de las cosas que nos llevamos de él. Su capacidad de aprender de los errores, de tomarse cada fallo como una nueva oportunidad de aprender, de crecer, de seguir evolucionando.

Es, sin duda, el concursante que más lo ha hecho. Desde la primera gala hasta esta última, hemos visto una evolución brutal en un concursante que demostró desde el primer minuto todo lo que llevaba dentro, el gran talento que atesoraba y la capacidad de absorber conocimientos. Solo tenía que desarrollarlo y Roi ha aprovechado estos meses en la Academia como el que más.

Nos ha hecho reír, sí, y ha sido uno de los grandes responsables de que los directos hayan sido divertidos, interesantes y emocionantes, pero también ha trabajado como el que más, y eso es algo que no tenemos que olvidar. Porque también de él hemos aprendido que el esfuerzo y la constancia tienen su recompensa. Ya veis, estamos hablando de una persona que estuvo nominado en la primera semana y que desde entonces se ha llevado cientos de halagos por parte de jurado, profesores y público. Ahora tiene a un país entero a sus pies.

Roi ha sido un concursante 10. Ha sabido hacer un buen concurso sin olvidarse de quienes tenía al lado, porque antes que rivales eran compañeros. Ha sido un compañero en el que apoyarse, en el que confiar, con el que reír, con el que trabajar a gusto, con el que ser uno mismo sin miedo, porque Roi es la clase de persona que permite eso. Ha sido también músico. Músico por encima de todo. Un músico dueño de una voz diferente, mágica, potente y preciosa. Un músico capaz de arreglarte una canción en cuestión de segundos, un músico capaz de componer temas a partir de asuntos bien delicados (sabéis a lo que nos referimos).

Roi es talento, es dedicación, es ilusión, es esfuerzo, es amistad. Es esa clase de persona a la que mirar y de la que aprender. Todo esto nos llevamos de él. Y también un futuro: queda un largo camino por recorrer y vamos a estar a su lado. Se lo ha ganado.

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "Todo lo que nos llevamos de Roi"?

Te interesará además