Música

‘Supervivientes 2017’: La Prueba de Recompensa Más Vergonzosa de la Edición

imagen de ‘Supervivientes 2017’: La Prueba de Recompensa Más Vergonzosa de la Edición
‘Supervivientes 2017’: La Prueba de Recompensa Más Vergonzosa de la Edición

‘Supervivientes 2017’ no deja de darnos momentos surrealistas. En esta ocasión, la prueba de recompensa nos ha hecho llorar de risa con imágenes de lo más curiosas.

Difícil será borrar de nuestra retina algunas de las imágenes que nos ha dejado la última gala de ‘Supervivientes 2017’. Habíamos visto desnudos, topless y otras modalidades establecidas por el transgresor Juan Miguel, pero nada como lo sucedido en la última prueba de recompensa.

El reto era muy simple. Los concursantes debían dividirse en dos equipos liderados por Laura Matamoros e Iván, ganadores de la última prueba realizada durante el ‘Debate’. Era entonces cuando cada superviviente debía cruzar una piscina de barro y situarse dentro de un cubo vacío. Una vez allí, uno de sus compañeros le quitaría todo el barro posible para llenar en mayor cantidad el recipiente y ganar así una ducha de agua dulce con jabón.

Sin palabras nos quedamos con la actitud de Juan Miguel, que no dudó en frotar los pechos y las partes más íntimas de Alba Carrillo. Pero el ex de Karina también fue generoso y dejó que Gloria Camila le quitase el barro del bañador. ¡Menudo privilegio!

Alejandro también aprovechó para frotarle el barro a Gloria Camila ante la incómoda presencia de Kiko, algo que seguro que despertará ampollas en los próximos días. Pero lo más sorprendente fue ver a Alba metiendo las manos en el bañador de Laura Matamoros.

La última prueba nos ha demostrado que no hay nada imposible. ¿Quién les iba a decir a Alba y Laura que acabarían juntas y frotándose en un barreño?

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "‘Supervivientes 2017’: La Prueba de Recompensa Más Vergonzosa de la Edición"?

Te interesará además