Música

5 cosas incómodas que no te han contado de ‘Vergüenza’, y que siguen presentes en la segunda temporada

La segunda temporada está disponible desde este 30 de noviembre en Movistar+

Etiquetas

Judith Torquemadapor Judith Torquemada
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • WhatsApp
smile
Temporada 2 de 'Vergüenza'
5 cosas incómodas que no te han contado de ‘Vergüenza’, y que siguen presentes en la segunda temporada

‘Vergüenza’ es una de las series estrella de Movistar+, y en estas líneas te contamos las cosas incómodas que no te cuentan de ella.

‘Vergüenza’ fue una de las ficciones de la pasada temporada, y Movistar+ nos dio a todos una alegría cuando confirmó que tendría una segunda entrega. Protagonizada por Javier Gutiérrez y Malena Alterio, se han escrito muchas líneas sobre esta comedia fresca que ha llenado un hueco en nuestro país que ni siquiera sabíamos que estaba vacío.

Desde aquel primer episodio, estrenado hace más de un año, supimos que estábamos necesitando algo como ‘Vergüenza’. Estamos seguros de que has leído muchas de estas cosas de las que estamos hablando, la mayoría positivas de manera justificada. ‘Vergüenza’ es una buena serie que reúne todos los elementos que tienen los productos de calidad; una buena serie en la que Juan Cavestany y Álvaro Fernández exprimen al máximo la idea del humor incómodo.

Y estamos reunidos, aquí y ahora, para hablarte de esa incomodidad. Porque entre tanto elogio (justificado) a la serie, a veces nos olvidamos de que es capaz de sacar los colores al espectador. ‘Vergüenza’ no se llama así por casualidad, e incluso aunque estés enganchado a la ficción de Movistar+, incluso aunque te suceda como a esta redacción, que no pudo despegarse de ella durante varias semanas, incluso en ese caso extremo de adicción… Vas a sentirte incómodo viéndola. Esto es lo que nadie te cuenta.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio

Nadie te cuenta que lo que ves en pantalla es tan tremendo en ciertos momentos que a uno le sale solo, como acto involuntario, taparse la cara y no querer saber nada más de lo que nos están contando. Que al final terminas mirando entre los dedos, pero te da no sé qué seguir viéndolo. Bueno, sí sabemos que te da: te da vergüenza.

Aunque algo menos habitual que lo anterior, diremos que también se puede dar el caso en el que uno se siente mal por lo que está viendo… Mientras se sigue riendo. Las risas son casi constantes, no vamos a negarlo, pero en determinadas ocasiones uno se está riendo mientras piensa “¿soy una mala persona por reírme de esto? ¿Soy horrible?”. A veces es difícil lidiar con estos dos sentimientos, pero también es interesante, qué duda cabe.

Cubrirse la cara con las manos, qué gesto tan familiar aquel. En el extremo de esto, se encuentra otro: parar la reproducción del episodio que estás viendo y darte unos segundos de reposo. Vas a tener que hacerlo. Puedes combinar ambas acciones, desde luego.

No te lo cuentan, pero vas a querer dejar de ‘Vergüenza’. No vas a querer seguir. Lo que pasa es que hay un sentimiento aún más poderoso: el contrario. No quieres verlo, porque qué vergüenza, pero por encima de todo quieres verlo. Y aquí descansa una de las claves de su éxito. ¿Cómo algo que nos incomoda tanto, que no queremos ver más, es tan adictivo?

Javier Gutiérrez es uno de los mejores intérpretes de los que podemos disfrutar hoy en día. En los últimos años, se ha hecho con todos los reconocimientos que podáis imaginar y todos ellos son merecidos. Siempre va a ser uno de mis actores predilectos, pero desde ‘Vergüenza’ es también Jesús. ¡Y no es él!, por supuesto que no, nada tiene que ver con su personaje y de momento sé distinguir ficción de realidad, pero lo hace tan, tan, tan bien y nos hace pasar tanta vergüenza, se cuela tan dentro este sentimiento, que a veces sale solo (como taparse la cara) verle en cualquier otro proyecto y no pensar en este personaje. Cuando empecé ‘Vergüenza’ nadie me dijo que iba a pasarme esto; yo os advierto.

Por último: quizá no quieras volver a comer fuet.

Así que, sí: no se dice tanto, pero con ‘Vergüenza’ lo vas a pasar mal. Vas a sentirte incordio, incomodidad y mucha vergüenza. Algunas escenas te sacarán los colores, otras no podrás verlas de una vez. Con otras sentirás ganas de levantarte. Es una realidad. En esta redacción nos ha pasado.

Ahora bien, esta redacción ha devorado ambas temporadas; la primera, dos veces. Espera ansiosa el especial de Navidad y, como expresamos sin vergüenza alguna hace unos días, ojalá una ‘Vergüenza’ eterna. Porque pocas ficciones consiguen llegar con tanta facilidad al espectador, a partir de una trama tan sencilla, con unos personajes tan “corrientes” y con una realidad tan apabullante como la que se muestra. ‘Vergüenza’ es una de las comedias del siglo. Y te lo va a hacer pasar mal, pero solo por lo buena que es.

La segunda temporada de ‘Vergüenza’ está disponible desde este 30 de noviembre en Movistar+.

Judith Torquemada te recomienda también:

Escucha HappyFmLa radio en directo ¡Sólo números 1!

¿Qué opinas de "5 cosas incómodas que no te han contado de ‘Vergüenza’, y que siguen presentes en la segunda temporada"?

Te interesará además